sábado, 3 de septiembre de 2011

Madre Tierra

SEPTIEMBRE, ha llegado este año, con todas y cada una de sus letras; en mayúsculas, por cierto. Haciendo honor a la época del año en la que se haya, (transición entre el verano y el otoño). Han bajado las temperaturas, ha llovido, ha tronado, ha vuelto a salir el sol.
Ayer a estas horas, cayó una importante tormenta que pudimos disfrutar tras la ventana. Lluvia que caía con fuerza, que limpió las calles, el aire ya rancio de la ciudad, y dió de beber a jardines de lavanda y huertos con labios agrietados de sed. Pudimos respirar el aire puro y fresco que queda cuando termina; el olor a tierra mojada, la calma.

Me gusta ver cómo la naturaleza sigue su curso, y espero que lo siga haciendo durante muuucho tiempo. El otro día visitando un blog amigo "blogmiren", Miren, nos contaba acerca de la recolección de los primeros pimientos y tomates que estaban haciendo en el huerto de su padre y nos decía así:

"Este verano, la huerta de casa está rara, no sabemos si es por el clima o si la tierra estará cansada, como el jefe que la cultiva, nuestro  padre, un labrador que la mima y la trabaja con saber de siempre.
Pero los pepinos se paran, los tomates tardan siglos en madurar, los pimientos están con la planta  frágil, mientras las verduras de invierno derrochan frondosidad.Una pequeña locura acorde con el mundo de hoy".
Cuando leí sus palabras, igual que cuando leo, o veo alguna noticia relacionada con el calentamiento global o la devastación del planeta, contaminación etc. siento una gran pena, rabia, indignación, impotencia... 

Hay una frase de Alejandro Maldonado que me gusta mucho, dice así: "Cuando te toca, aunque te quites. Cuando no te toca, aunque te pongas". Y es que desde luego, hay cosas que tienen que pasar irremediablemente, sin que nosotros podamos hacer nada al respecto, sin embargo, existen muchísimas otras cosas, que están en nuestra mano poder solucionar, cuidar, prevenir..., sólo hay que cerrar un poco los ojos, respirar profundo y tomar conciencia... 

La madre naturaleza, nos brinda los medios para que podamos vivir con dignidad, agua para calmar nuestra sed, comida, calor y cobijo, nos deleita con sus colores alegres, su olores y sus texturas. Nos calma, nos acompaña y nos guía...

... me gustaría compartir esta historia que me gustó mucho cuando la oí por primera vez, se trata de un episodio de "la rosa de los vientos", y dice...

Así es como comienza:

... luego sigue así:


... y termina diciendo lo siguiente:



Las imágenes son tomadas de la red, al igual que el audiovideo (youtube).El cuadro es de Vicent Van Gogh "Primeros pasos"


4 comentarios:

  1. Hermosas palabras amiga, las tuyas y las de los narradores; creo que estamos enfadando a la madre tierra.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. me encanta cómo has descrito la tormenta de ayer, casi podía sentirla!

    ResponderEliminar
  3. Tus palabras siempre me producen tranquilidad, igual que el otoño, mi época preferida del año. Me encuentro muy activa, con ganas de hacer muchas cosas... en fin, que estoy contentisima de que septiembre haya llegado por fin.

    ResponderEliminar
  4. Septiembre es uno de los meses del año que más me gustan...por muchos motivos. El otoño también es una época especial para mí.
    Es momento de cuidar del huerto,...en estos momentos estoy recogiendo las arizónicas de mi padre. Hasta hace poco hacíamos poda, pero ahora no puede más el hombre y ha decidido quitarlos. Una pena, pero también es cierto que llegaban a ser insálubres, todas estaban bastante secas...
    Siento como tú...mucha impotencia con el calentamiento global y lo poco en serio que se lo toma la gente.
    Un abrazo grande!!

    ResponderEliminar

Deja aquí tu comentario

Quizas te interese...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...