domingo, 13 de noviembre de 2011

Cruce de caminos

Cada nuevo día, al despertar, celebro de manera muy especial la hora del desayuno. Café con leche y pan tostado con algo para acompañar.
Así de sencillo, sin embargo, es la comida que más me gusta del día. El olor a café recién hecho y a pan tostado me ayudan a empezar la jornada de otra manera.

Laurentz Ring - El Desayuno
Después de tomarlo, busco la llave que abre la puerta de mi blog. Entro en él y miro las novedades que "mis vecinos blogueros" han dejado en el buzón. Entrar en él, es como levantar la persiana del balcón de casa y descubrir cómo amanece un nuevo día. Una historia distinta, me espera cada mañana.

La señora del tercero, ya mayor, riega sus macetas y me cuenta lo que prepara hoy para almorzar "a mi marido le encantaba", dice. Son unas patatas cortadas en daditos y fritas lentamente con bacon, cebolla y queso. "Tartiflette", así se llama, al menos eso es lo que su hija le dijo cuando le envió la receta por carta desde Francia.

Más abajo, en la segunda planta, puedes ver a María junto a su taza de té. Le gusta salir a pasear por la naturaleza, y viaja con frecuencia a los destinos donde sus escritores favoritos se inspiraron para crear sus novelas. Acaba de leer unos de esos libros que tanto me gustan, creo que lo leeré, parece de lo más interesante. Gracias a ella, conocí una librería encantadora "Persephone Books", donde osadamente, solicité el catalogo de libros hace unos meses. Hoy puedo disfrutar de ese maravilloso catálogo franqueado en Londres, que tanta ilusión me hace recibir. 


Si te fijas bien allí, a la izquierda, donde se ve la ropa tendida en la terraza, donde los geranios bailan de alegría con la luz del sol, allí vive el "matrimonio viajero" (como yo les llamo), están ya jubilados y viajan por todos los confines del planeta, me enseñan preciosas fotografías de todos los sitios que visitan, y me cuentan curiosas anécdotas de sus viajes, de cuadros, paisajes...

Y así, es como una, va descubriendo tantas cosas y aprendiendo tanto... llenando ese cuaderno de cosas pendientes...
En este cruce de caminos, donde un blog me va llevando a otro, es como cada día voy aprendiendo algo nuevo. Algo que me gusta, que desconocía, que estaba ahí, que simplemente esperaba su momento. 

Gracias a estos "vecinos", (concretamente Cristina) he podido conocer muchos libros que deseaba leer, que estaban ahí, esperando a que los descubriera. Algunos de estos libros, de momento creo no los podré leer, ya que están escritos en inglés ... y bueno ...mi inglés no es tan bueno, como para aventurarme en la lectura de TODO un libro. Sin embargo, existen otras posibilidades, veréis...

La otra tarde, tomando té con Cristina, me contó que por ahí andaba una serie de televisión de la BBC subtitulada en español, de uno de estos libros "anhelados".

Se trata de South Riding, un libro escrito por Winifred Holtby, cuya adaptación por la BBC, es francamente genial.

Hace mucho que no veía una serie en V.O. Ver la serie en su idioma original, tiene un encanto especial, pues le confiere una fuerza y una autenticidad, que es difícil conseguir en una serie doblada.

La historia, transcurre en un pueblo de Inglaterra, en los años 30, donde una joven y guapa Sarah Burton, llena de nuevas ideas, accede a una vacante de directora, en un estricto instituto  de chicas. Poco a poco se adentra en la vida de este pueblo y de sus gentes, con una vision optimista y renovadora. Tras la guerra que le ha tocado vivir, Sarah, mira hacia el futuro, con los pies en la tierra y se dedicada a lo que más la apasiona, la literatura y la educación.


La fotografía, los paisajes y las historias de los personajes que se van entretejíendo, son geniales. Son historias cercanas, y duras en ciertos casos, que poco a poco van viendo con fuerza un futuro lleno de esperanza para cada unos de ellos.


... y cuando vuelvo a coger mi taza de café para dar un nuevo sorbo, me doy cuenta, de que ya ha llegado a su fin. Es hora de recoger la bandeja del desayuno, y comenzar un nuevo día.






12 comentarios:

  1. Ahora mismo estoy con mi sagrado desayuno de todos los días asomada a esta ventana virtual y deleito cada una de las entrada de "mis vecinas"

    Petó

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado asomarme a tu ventana esta mañana, un forma preciosa de ver la realidad a través de la red

    ResponderEliminar
  3. Me encanta leer tu blog, nos transmites todos esos pensamientos que a veces por falta de tiempo o dejadez pasamos por alto, un beso y sigue asi

    ResponderEliminar
  4. Gracias por todo! Por tus historias, por tus recetas, por tu forma de escribir y por el enlace a la tartiflette.

    Por cierto! Me pido ser como tus vecinos viajeros!!!

    ResponderEliminar
  5. Una bonita entrada. Ya te has pasado por el mío y no te he invitado al té ... Lo de los libros en inglés a vaces tiene remedio porque puedes encontrar sus traducciomes al acastellano aunque no sea lo mismo pero...

    ResponderEliminar
  6. Qué maravilloso viaje y regalo que nos has hecho!! Muchas gracias!!! Es precioso cómo lo has ido ilando todo. Cambio tu taza de café por la mía de té que me acompaña cuando te leo. Por cierto...para mí también el desayuno es una de las comidas que más me gustan del día. Lo disfruto muchísimo. Y también yo conocí muchos blogs a través de Cristina. De hecho fue el primero en el que entré. Por cierto, South Riding...que fotos tan bonitas has escogido. Vi la serie hace unos meses...maravillosa, verdad?? Tampoco yo me atrevo con ese libro tan grande en inglés...jajaja. Algún día...espero poder ser más libre con los idiomas.
    Gracias de nuevo Rosa, y ciertamente, soy la vecina del segundo aunque viva en un primero, porque ahora te escribo en la zona de arriba de la casa...que sería como un segundo...
    Un abrazo grande!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy encantada con lo que leo y me trasmites mucha paz gracias por todo esto un abrazo

      Eliminar
  7. Muchas gracias a todas:

    Miren,
    Me alegro de que te haya gustado la entrada, y que te haya transmitido. Un abrazo.

    Susana,
    Desde luego que el adjetivo "sagrado", es adecuado para ese momento del desayuno, que algunos disfrutamos tanto. Un beso.

    Eu,
    Gracias por asomarte a mi ventana virtual, ya ves que puedes encontrar muuchas cosas desde aquí. Un abrazo.

    Madlove,
    Muchísmas gracias por pasarte por aquí, me alegro mucho de que te guste, lo que escribo. Un besazo.

    Virginia,
    Bueno, la casuistica te llevó en esta ocasión a la tercera planta, pero si te pides al matrimonio viajero, no te preocupes, lo tendré en cuenta, para la próxima ocasión.
    Besos.

    Miss Winnifred,
    Sería un placer tomar ese té, gracias. Un abrazo.

    María,
    Gracias una vez más por tus palabras, son tan cariñosas. Por cierto, me encantó la serie, realmente me sorprendió muy gratamente.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Rosa, has conseguido trasladarme a tu casa y ver todo con tus ojos. Excelente!!!

    ResponderEliminar
  9. Llego tardísimo a esta entrada, pero la he visto ahora y no puedo dejar de darte las gracias por las preciosas palabras. ¿por muchos tés y libros más! Es un vecindario bonito, verdad? :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por pasarte Cristina. Un abrazo.

      Eliminar

Deja aquí tu comentario

Quizas te interese...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...